lunes, 11 de marzo de 2013

Vulnerable


Siempre me ha parecido curiosa la fuerza del ser humano. Como en situaciones límite consigue mantenerse firme, no dejarse llevar por el miedo, superar todos los obstáculos y soportar cualquier circunstancia. Sin embargo, cuando el peligro ha desaparecido, cuando se supone que eres libre de no estar alerta, ni de tener que luchar constantemente, cada fibra de tu cuerpo libera toda esa tensión contenida y sientes correr por tus nervios ríos de sentimientos, incluso a veces irreconocibles. 
Toda la fortaleza es ahora vulnerabilidad.



P.D. Vuelvo a mis textos depresivos, quizás sean más yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario