viernes, 30 de septiembre de 2011

A veces sucede que el primer amor no es el mas importante

Hay días especiales que, aunque no lo son, lo parecen; y te pones a recordar, pensar, rememorar, revivir y reconstruir imágenes de un tiempo feliz.
Y cuando sin saberlo te paras a pensar en ello recuerdas tantas primeras veces, recuerdas los primeros te quieros, recuerdas que te enseño a conducir, recuerdas cuando llorasteis juntos con aquella pelicula, recuerdas cuando le dijo al mundo que te amaba y cuando lo hizo delante de sus padres, recuerdas las tardes en la cama intercalando los besos con las conversaciones, recuerdas cuando el era el primero en acordarse de las fechas importantes, recuerdas vuestro lugar el que servia para reconciliar cualquier pelea, recuerdas cuando se acabo y cuando inevitablemente recomenzo, recuerdas como hasta el ultimo día te temblaban las piernas al besarle, recuerdas cuando convertía un día nefasto en el día perfecto, recuerdas sus manos acariciandote el pelo, recuerdas su cuerpo abrazado por ti, recuerdas sus labios que no podias dejar de besar, recuerdas cuando lo viste llorar al decirte te amo, recuerdas tus lagrimas cuando se fue de viaje,....

Y aún así sonries y una lagrimilla cae, pero de alegría porque lo viviste, lo sentiste, lo tuviste y eso nadie te lo puede quitar -y tambien un poco porque no lo tienes y lo echas de menos-.

No importa el tiempo que pase ni quien haya estado antes o después, él siempre será en quien pienses cuando estes triste y, también, cuando estés feliz. Hace cuatro años y todavía eres capaz de sentir todo aquello y eso demuestra que todo mereció la pena.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Ana 1 - Fnac 0.5

Llevaba bastante tiempo dándole vueltas a eso de comprar por internet ya que todo el mundo dice que es maravilloso qu no hay ningún peligro si sabes como hacerlo y que te acerca a tiendas que de otra manera sería imposible acceder.

Tenía ganas de comprarme la película "Perdona si te llamo amor" a pesar de que la había visto millones de veces en versión original e incluso cuando salió en el cine doblada fui a verla y me gustó. Pero cuando una película me gusta de verdad me entra la necesidad de tenerla en dvd original con todos sus extras.

Busqué el dvd en todas las tiendas que tengo a mano viviendo en una ciudad pequeña como es Vigo, así que mi buena amiga Patri me aconsejo pedirsela al Fnac "total solo es un euro los gastos de envio y pablo pidio un monton de libros el otro día" (pablo un amigo común y el otro día medida genérica del tiempo que cubre desde hace 1 hora hasta el principio de los tiempos).

Miré por curiosidad a ver si lo había, cuanto costaba y cuanto tardaba y la verdad que me convencí. La edición especial era más barata que la normal y llegaba a casa en 8-10 días desde su expedición. Así que me lancé y el 19.08 lo pedí rellené todos los datos y con dolor de corazón di el número de mi tarjeta que me miró como diciendo "no me hagas esto", pero no había marcha atrás mi pedido se había hecho satisfactoriamente.

Me voy a ahorrar los muchos improperios que salieron de mi cuando a los 10 días el pedido no se había ni expedido, que con la coña del tantos días desde su "expedición" se comen medio mes y tan felices todos. A los 20 días Fnac tuvo la deferencia de mandarme un correo avisandome de que estaba tardando en expedirse la santa película (no jodas) y finalmente el 16.09 3 días antes de que se cumpliera el mes, le hiciese una tarta y soplase la vela me bombardearon a sms e emails desde correos y fnac diciendome que fuese a buscar mi película que ya había llegado... en fín.


Que por fín la tengo en casa y podré disfrutarla todas las veces que quiera. Vamos como antes pero legalmente. La experiencia mala porque me sentí vacilada por fnac, pero en fin cuando la pelicula llega a casa se te olvida todo, vamos como un mal embarazo.

Reseña: "Los diarios de Carrie"

Llevaba algún tiempo queriendo leer este libro, incluso lo había apuntado en mi lista de libros para comprar, incluso mis amigos lo sabía así que me lo regalaron por mi cumpleaños. Debo confesar que a medida que el libro pasaba tiempo en la mesa a la espera de ser leido menos ganas tenía de leerlo.

Pertenece al género Chick lit (mi favorito) y cuenta la vida de Carrie Bradshaw en su último año de instituto, en mi opinión (que no tiene que ser correspondida) llena de topicazos: el chico que no sabes si le gustas, la amiga que te roba al novio, el amigo que descubre que el gay, el acabar por conseguir lo que en la primera página te habían denegado y además todo es demasiado predecible, bastantes capítulos antes.
Personalmente esperaba más, pero me sirvió como entretenimiento, no aburre y es fácil de leer y vamos, que si obvias todo lo anterior es un buen pasatiempo para los días de playa, que ya no quedan tantos.

lunes, 12 de septiembre de 2011

El día que se paró el mundo



Tenía yo 12 años y me encontraba pasando una temporada con mis abuelos en la casa que alquilaban justo al lado de la playa, vamos que me pasé todo el verano en remojo ya que mi rutina consistía en dar una vuelta hasta la ciudad con mi abuela o mi abuelo por la mañana y estar en la playa desde después de comer hasta que estaba más arrugada que una pasa.

Pero ese día fue distinto. Recuerdo estar dibujando un cuento, uno de los pocos hobbies que tenía sin ser ir a la playa, acabábamos de comer y mi abuelo estaba tomando el café a mi lado. Justo cuando iba a empezar el telediario y solo quedaba una hora para que pudiese bajar a la playa, se dio la noticia de que una avioneta o un avión se había estrellado en una de las torres gemelas de Nueva York. Yo con 12 años ignoraba que existiesen tales torres y tampoco conocía el terrorismo islamista y mucho menos sabía lo que eran los talibanes. Todo me sonaba a chino y a lejano y mientras todas esas cosas pasaban por la cabez un segundo avión impactaba con la otra torre.

No tengo muchos recuerdos de ese verano cosas vagas, tardes en la playa o paseos a la ciudad, pero ese día quedó grabado en mi cabeza de 12 años que no entendía por qué el odio podía provocar que no importase nada, que no hubiese moral ni misericordia por toda esa gente que murió por una guerra que no tiene ningún sentido.

Ahora tengo 22 años, han pasado 10 desde entonces y me siguen impactando las imagenes de la gente arrojandose al vacío o las grabaciones de las llamadas de despedida de las victimas de aviones y edificios. Aún ahora que se mucho más que sabía entonces sigo sin comprender absolutamente de que sirvió la muerte de toda esa gente y el sufrimiento de miles de familias.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Mañana empiezo otra vez la universidad y otra vez en primero - soy un desastre -. Pero me muero de ganas, además mañana solo tengo la presentación - yupiii - y el comienzo de verdad será el martes. Estoy emocionada me encanta el primer día de clase, huele a libros y libretas nuevas y tiene esa pequeña emoción y timidez de no conocer a nadie :)