jueves, 17 de febrero de 2011

Capuccino más macaron.


Hace tiempo que me moría de ganas de probar esos glamurosos pastelitos franceses llamados "macarons", pero mi obsesión llegó a limites insospechados cuando vi el capitulo octavo de la cuarta temporada de Gossip Girl donde Blair se da un empacho de ellos para ayudarla a no caer en la tentación de Chuck, pero yo no vivo en París lo que me limita bastante encontrarlos, pero gracias a al blog de una chica que estudia en Santiago como yo "Chic and chocolate" los he encontrado y ayer pude disfrutar de un segundo de felicidad absoluta que se acabó a la vez que el macaron terminó, no veo el momento de volver a comprar más y disfrutar de ese momento dulce acompañado de un buen capuccino, eso es la felicidad y lo demás anuncios del corte inglés.

1 comentario:

  1. Sólo una vez los he comido, en Sait Jean Pied de Port, y me gustaron mucho. Los compramos mi chico y yo en una pastelería que tenía tantas variedades diferentes que no sabíamos cuál elegir.
    Por aquí no los venden en ningún sitio, así que habrá que pegar otro salto a "la France".
    Con capuccino muy ricos, seguro.

    ResponderEliminar